Inicio wiki
Aula Virtual
 Administración de Sistemas Operativos
Inicio ASO Aula Virtual

Vistas
  •   W7-PERSONALIZACIÓN DEL ESCRITORIO
De ASO

Personalizar el escritorio en Windows 7 es tan sencillo como abrir el menú contextual haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre él. De esta forma tenemos acceso a tres opciones con operaciones elementales: Resolución de pantalla, Gadgets y Personalizar, que podemos ver en la Figura 1 y que presentamos a continuación.

Figura 1: Elementos del escritorio de Windows 7.


Si elegimos la opción Resolución de pantalla abrimos la ventana que podemos ver en la Figura 2. Desde aquí podemos cambiar la resolución actual de nuestra pantalla, es decir, el número de pixels que pueden ser mostrados por pantalla. También podemos cambiar a otro monitor que hayamos conectado al equipo, algo que es útil cuando queremos realizar una presentación en público o simplemente ver fotografías con los amigos en la televisión.

Figura 2: Cambiar monitor y resolución de pantalla.


Si lo que queremos es cambiar otros aspectos de la pantalla podemos hacer clic en Pantalla, nivel inmediatamente superior al que nos encontramos, Resolución de pantalla, en la barra de direcciones (cómo navegar a través de la barra de direcciones en las ventanas lo vemos a continuación en los apartados siguientes): cambiar el tamaño del texto y otros elementos de la pantalla, calibrar el color, etc. Otra de las opciones configurables en nuestro escritorio Windows 7 es la presencia de Gadgets. Los Gadgets son diminutas aplicaciones que es posible integrar dentro del escritorio de modo que siempre se encuentran visibles. Las hay muy simples, como las que muestran el estado del tiempo, un calendario, una presentación de fotografías, el consumo actual de procesador... o las hay más complejas. Si realizamos una búsqueda en la Web sobre Gadgets vemos que existe una infinidad de ellos los cuales pueden ser descargados y añadidos en nuestra configuración. En la Figura 3 podemos ver la primera página de los Gadgets instalados por defecto junto a Windows 7.

Figura 3: Gadgets para el escritorio.


Cuando los Gadgets son añadidos al escritorio es posible modificar su comportamiento, tamaño, localización... dependiendo de cómo se encuentren implementados y de las posibilidades que nos ofrezcan.

Finalmente si elegimos la opción Personalizar en el menú contextual del escritorio podemos cambiar otras configuraciones a las que estamos más acostumbrados, como el tema usado para Windows (conjunto de colores y diseños aplicables a la configuración general), el fondo de pantalla para el escritorio, el color de las ventanas, los sonidos a usar al manipular los elementos del sistema operativo o el protector de pantalla (animación que aparece cuando pasa un tiempo de inactividad en el equipo), como podemos ver en la Figura 4.

Figura 4: Apariencia y Personalización.



También desde aquí es posible modificar otros elementos visuales como el aspecto del puntero del ratón, la imagen a mostrar representativa para la cuenta de usuario o los iconos que deseamos que estén presentes en el escritorio. Cambiar cada uno de estas características es extremadamente sencillo haciendo clic en la característica que queremos manipular. Destacamos el amplio conjunto de temas de escritorio presentes, tanto básicos de Windows 7 como pertenecientes a Aero. Estos últimos poseen una gran calidad en cuanto a transparencia, definición, colorido, etc., como podemos ver en la Figura 5. Veamos ahora uno de los elementos visuales más importantes para el usuario, la barra de tareas.

Figura 5: Temas Aero para el escritorio.


Libro Recomendado

VOIP Y ASTERISK: REDESCUBRIENDO LA TELEFONIA
Ver fichaVer ficha
Comprar libroComprar